lunes, 23 de abril de 2012

La película de tu tiempo




Quizá cada tiempo tiene su película, quien esto escribe, por ejemplo, cree que la pelicula de la guerra civil española es "Morir en Madrid". 

En ese tipo de cosas pienso a veces, otras , cuando me invade una algarabía incontenible, cual niño en vísperas de su cumpleaños, pienso ¿cuantos años caminamos por este mundo sin imaginar siquiera, que esto era posible? 
La recuperación de YPF tiene muchas aristas, pero es en el plano simbólico-político donde aparece, quizás, la más trascendente. El anuncio de YPF, es una expropiación a lo imposible. 
Por eso la algarabía convive con el miedo ante tamaña responsabilidad. Dentro de muchos años tendremos que contar la historia de una nueva frustración o como construimos ese país que otrora no nos animábamos ni a soñar. 
Ojo, uno que camina, que habla, que lee, y ve todo lo que falta para tener el país que soñamos, ve los errores y entiende muchas de las criticas que hacen los que siempre estuvieron a nuestro a lado, los que se desvelaron con los mismos sueños pero que desconfían. Todo proyecto colectivo está plagado de riesgos, de contradicciones que asustan, entonces uno repite esas cosas que de tanto decirlas parecen menos ciertas (subrayo  el "parecen") y habla de que historia y barro son una misma cosa, que si sumamos política y purismo, da testimonial. Pero no ya no se trata solo de eso.

La clave es el riesgo. Personalmente prefiero apostar y perder, que perder por no apostar. Quien sabe cual será el titulo de la película de mi tiempo, pero si es "Amar en Buenos Aires", no le contaré a mis nietos que me resguardé en la soltería.

miércoles, 11 de abril de 2012